logo

Actualidad Noticias

Black Friday o Cyber Monday, ¿qué derechos tiene el consumidor?

Tradicionalmente sólo había dos épocas en el año en las que las tiendas habitualmente bajaban los precios: las conocidas Rebajas. En invierno y en verano. Pero con la irrupción de Internet y el comercio online, cada vez más comercios tradicionales están adaptándose a los periodos de precios especiales. Como ejemplo, y por la cercanía de las fechas, tenemos el Black Friday y el Cyber Monday.

En principio el Black Friday es el último viernes de noviembre y el Cyber Monday el primer lunes de diciembre. Pero, ciertamente, estos periodos se están alargando tanto que casi coinciden con la época de compras navideñas.

Pero estos periodos especiales, en nada –o en casi nada- deben afectar a los derechos que legalmente tienen reconocidos los consumidores que, aprovechando las épocas de bajadas de precio, acuden a los establecimientos de compra.

Por eso, en este artículo, vamos a repasar los derechos más relevantes que tienen los consumidores y, por ende, las obligaciones de los establecimientos o comercios electrónicos.

El primer derecho que tiene el consumidor es saber cuánto de rebajado está un producto respecto a su precio original. Para obtener esta información puede ser de dos formas distintas. O bien con indicación del porcentaje del precio rebajado o la indicación del precio original anterior. Es común que se acumulen ambas informaciones en la misma etiqueta.

En segundo lugar, no pueden ser productos de menor calidad de los que existían anteriormente en las tiendas. Los productos deben ser los mismos con indicación de la rebaja atendiendo a la oferta concreta que realice el establecimiento. Lógicamente, tampoco puede tratarse de productos defectuosos o reacondicionados (pensando, por ejemplo en productos electrónicos). En caso de que así sea, se debe indicar claramente tal circunstancia en aras a que el consumidor pueda tener una idea real del tipo de producto vendido.

En tercer lugar, el establecimiento está obligado a emitir el correspondiente tique de venta o, si lo deseamos, la factura. Esto es muy importante porque algunos establecimientos –los menos, todo hay que decirlo- aprovechando la situación de “precios especiales”  tratan de menoscabar los derechos de los consumidores no emitiendo los correspondientes comprobantes de la compra.

En cuarto lugar, y relacionado con lo anterior, debes guardar el tique o factura si quieres ejercitar algún derecho en relación a la garantía o algún tipo de reclamación. Porque los productos que compres, aún encontrándose rebajados tienen las mismas garantías que si los comprases en un periodo normal, sin precios especiales. Recuerda que la garantía es de 2 años en los artículos nuevos y de 1 año en los de segunda mano.

En quinto lugar, y en relación a las devoluciones, ten en cuenta que en los periodos de rebajas o de precios especiales, la legislación permite al comercio modificar la política de devolución que tenía, dada la especialidad del periodo. Esta modificación de la política de devolución debe estar perfectamente informada en el comercio, ya sea mediante los oportunos carteles o con la información suficiente en el momento del pago. Es muy importante esta cuestión, porque pueden reducir los periodos de devolución o, incluso, no aceptar pagos con tarjeta (aunque ciertamente esto es poco usual). Ante todo, y en caso de duda, consulta antes de formalizar la compra.

En sexto lugar, tienes derecho, como no podía ser de otra manera, en caso de disconformidad con alguna cuestión, solicitar la correspondiente hoja de reclamaciones. Se trata de un derecho innegable al consumidor so pena, incluso, de en caso de no tenerlas o no facilitarlas, imponer la correspondiente sanción administrativa al establecimiento.

Otro de los derechos que tienes como consumidor es que, si lo deseas, y el comercio está adscrito al Sistema Arbitral de Consumo, puedes presentar la oportuna reclamación en caso de que entiendas que se han vulnerado alguno de los derechos que tienes como consumidor.

Ciertamente, los comercios que más utilizan promociones como las del Black Friday o el Cyber Monday son los que están en internet, por eso, ahora abordaré alguna especialidad de los comercios electrónicos, y los derechos del consumidor.

Como elemento diferenciador respecto a las compras realizadas en tiendas físicas está el derecho de desistimiento, al que ya le dediqué un artículo hablando de él.

El derecho de desistimiento sigue perfectamente vigente para todos aquellos que adquieran productos en el periodo del Black Friday o Cyber Monday, sin excepción (salvo las que establece la propia ley y que explicamos en el propio artículo).

Antes de realizar una compra en una página web, asegúrate de que se trata de una web consolidada, así como leer sus Condiciones de Uso y Política de devoluciones para no llevarse ninguna sorpresa.

También en las páginas web debe poder identificarse cuánta rebaja tiene el producto, ya sea mediante porcentaje o precio final, pero siempre mostrando el precio original.

En definitiva también se debe evitar, y esto no es un consejo legal, sino una cuestión lógica: evita las compras compulsivas y compra sólo aquello que necesites.

Consulta la noticia original AQUI

© 2020 - Sernutec - Servicios y Nuevas Tecnologías