logo

Actualidad Noticias

Pagar con el móvil, ¿sabes cómo hacerlo?

Cada vez son más los establecimientos en los que es posible pagar con el teléfono móvil como si de una tarjeta de crédito se tratara. ¿Cuáles son los pasos para poder hacerlo? ¿Qué app me tengo que bajar? ¿Son igual de seguros estos servicios? Aclaramos tus dudas.

Sacar el móvil, acercarlo al datafono y ¡listo! Sin embargo, para poder pagar con tu móvil en un establecimiento necesitas 3 cosas:

  1. Tener un móvil con NFC (Near Field Communicaction), la tecnología inalámbrica de corto alcance que permite transmitir datos entre dos dispositivos que se encuentren muy próximos. El funcionamiento es similar al de las tarjetas contactless y, al igual que con estas, es suficiente con acercar el móvil al TPV para efectuar el pago.
  2. Configurar una app de pagos ( Apple Pay, Samsung Pay, Google Pay o la app de tu banco).
  3. Que la tienda disponga de un TVP o datafono contactless.

Cómo pagar con el móvil

Para pagar con el móvil debes seguir estos 6 pasos:

  1. Tener un móvil con chip NFC y tenerlo activado.
  2. Descargarte una app compatible con las tarjetas de tu banco.
  3. Esperar a que el vendedor introduzca el importe de la compra en el TPV contacless.
  4. Desbloquear la pantalla de tu móvil (ojo, no hace falta hacer nada más, ni abrir ninguna app)
  5. Acercar tu smartphone al TPV por la zona en la que se encuentra el chip NFC (normalmente suele ser la parte superior del teléfono).
  6. Introducir el PIN de tu tarjeta en el teclado del TPV si es que tu compra es superior a 20 €. Si no, este último paso no será necesario.

¿Mi móvil tiene NFC?

No todos los móviles cuentan con NFC. De los más de 210 modelos analizados en nuestro comparador de móvil, aún hay 51 móviles que no disponen de NFC, aunque hay excepciones, generalmente sí estará disponible en los teléfonos de gama media-alta.

Si ya tienes un teléfono y quieres saber si dispones de NFC, entra en Ajustes y busca las conexiones del dispositivo. Entre ellas encontrarás el bluetooth y, si tienes, el NFC, que por supuesto deberá estar activado para realizar cualquier pago con el móvil. Todos los iPhone, a partir del iPhone 6, cuenta con esta tecnología. 

Cómo pagar con un iPhone

Para poder pagar necesitarás buscar una aplicación que sea compatible con las tarjetas de tu banco. Estas apps sirven para vincular una tarjeta a tu teléfono y así poder pagar con ella a través del smartphone. La mejor manera de informarse de las apps compatibles con tus tarjetas es buscar directamente en la página web oficial de tu banco: no te instales cualquier app sin haber comprobado antes la fiabilidad de la misma.

Si tienes un iPhone tan solo podrás pagar con Apple Pay. Y es que Apple ha inhabilitado hasta ahora el uso del NFC en los iPhone a otras apps de pago de terceros, según ellos por motivos de seguridad. Con el lanzamiento de iOS 12 abrirán esta funcionalidad a otros desarrolladores, pero de momento, solo para los nuevos iPhone XR y XS. Para configurar una tarjeta tendrás que usar la app “Wallet”.  En la web de Apple encontrarás un listado de las entidades colaboradoras, entre las que se encuentran Bankia, Bankinter, Banco Sabadell, BBVA, La Caixa, Evo Banco, Openbank o Banco Santander.

Cómo pagar con un móvil Android

Si tienes un Android tienes varias posibilidades para pagar con el móvil: por un lado, están las apps que agrupan varias bancos a la vez, como pueden ser Samsung Pay o Google Pay, pero también podrías configurar tu tarjeta para pagar con ella a través del móvil desde la propia app del banco:

Samsung Pay. Sólo funciona en algunos teléfonos Samsung, según este fabricante, en toda la gama Galaxy (S9, S8 S7, S6...) y en el Galaxy A5 2016 y 2017. Al igual que con Apple Pay, bastará con configurar la tarjeta con la que quieres pagar y listo. En la web de Samsung podrás encontrar las entidades colaboradoras en España, entre las que destacan Abanca, La Caixa, Openbank, Sabadell o el Banco Santander.

Google Pay. Es otro agregador de tarjetas que funciona en cualquier teléfono Android sin rootear con la versión del sistema operativo Android 5.0 o superior.

App del banco: Si  tu teléfono no está entre los Samsung escogidos o tu tarjeta no es compatible con Google Pay, entonces tu última opción es que tu banco te permita configurar una tarjeta para pagar con el móvil a través de la propia app del banco. Esto es posible con algunas entidades como EVO Banco, Banco Santander, Bankia, Sabadell o BBVA entre otros. 

¿Es seguro pagar desde el móvil?

Podrían ser muchos los reticentes a pagar con el móvil por la desconfianza en la seguridad de la tecnología. Además, esto se ve exagerado por los muchos bulos que circulan por la web y que incluso han llegado a aparecer en las noticias sobre la facilidad con la que puede robarse dinero de las tarjetas contactless.

Para empezar, pagar con el móvil es si cabe algo más seguro que pagar con una tarjeta contactless, ya que es necesario desbloquear la pantalladel teléfono para pagar, y para ello un ladrón deberá conocer tu PIN, patrón o poseer tu huella dactilar.

Además, los usuarios están protegidos en el caso de ser víctimas de un uso fraudulento. El nuevo límite máximo la responsabilidad del titular por la utilización fraudulenta de un instrumento de pago antes de la comunicación del robo o la pérdida es de 50 euros.

En caso de robo o pérdida del teléfono, deberás actuar como si te hubieran robado o perdido las tarjetas, poniéndote en contacto con la entidad financiera emisora de las mismas para comunicarlo y que las bloqueen.

Consejos de seguridad para pago desde el móvil

Seguro que siempre cuidas de tu móvil, y valoras la seguridad del terminal y su contenido. Pero además convertir el teléfono móvil en un instrumento de pago implica que deben adoptarse ciertas medidas de seguridad, similares a las que utilizamos con nuestras tarjetas. Toma nota de estos consejos:

  1. Mantener actualizado el sistema operativo.
  2. Instalar un antivirus.
  3. Desactivar el NFC siempre que no se esté utilizando.
  4. Evitar conectarse mediante redes públicas o no seguras, las que no piden contraseña de acceso.
  5. No dejar el teléfono a la vista de otras personas cuando no se utiliza.
  6. Desactivar el sistema y quitar las tarjetas si se le da a un tercero, por ejemplo para su reparación.
  7. Asegurarse de que se dispone de un bloqueo de pantalla seguro con un PIN fuerte, un patrón complicado, huella dactilar...
  8. Tener bloqueada la tarjeta SIM con un PIN y evitar que el número sea el mismo que la contraseña usada para desbloquear la pantalla.

Puede consultar la noticia original AQUI

© 2020 - Sernutec - Servicios y Nuevas Tecnologías