logo

La OMIC informa: Cuidado con las Ventas a Domicilio

LAS VENTAS A DOMICILIO, EN LA PUERTA DE SU CASA:
 
 
Recomendaciones y precaución ante la llamada y posterior visita de comerciales de empresas de venta de artículos a domicilio...los supuestos regalos que prometen salen muy caros a los consumidores
 
 
Esta vez vamos a hablar de un sector del consumo que tiene una amplia trayectoria, los vendedores de enciclopedias de toda la vida, ahora se han "modernizado" y se han subido al carro del marquetin agresivo a domicilio y de la captación de dinero fácil. Son empresas especializadas en la venta a domicilio.
 
El consumidor de hoy en día tiene que estar muy atento a lo que sucede a su alrededor, porque estas empresas de venta por correo o a domicilio, se han especializado mucho y están "a la caza” de consumidores vulnerables.
 
Al igual que denunciábamos recientemente las prácticas engañosas y nada éticas de comerciales que hacen cambios de compañía de luz y de gas de puerta en puerta, estos chicos igualmente trajeados y enormemente simpáticos, van de puerta en puerta llevando supuestos regalos que previamente les ha anunciado por teléfono, y una vez en el domicilio, aprovechan para venderle de todo y nada al mismo tiempo...humo.
 
Les contamos el modus operandi de una de estas empresas:
 
Cuando le llamen por teléfono diciéndole que ha sido agraciado con un regalo, y que van a llevárselo a casa, sepa usted que es un gancho que utilizan para acceder a usted. Una vez en el domicilio, y con sus habilidades oratorias, le venderán todo tipo de cacharros que no necesita, eso sí, bajo el disfraz de que son regalos… y cómo es esto posible? Pues gracias a un programa de puntos que se han inventado y que le dirá que “es una lástima que los pierda”, y le enseñarán en un ordenador todo tipo de artículos que usted podrá canjear por los puntos y que obtendrá gratuitamente, SI compra una serie de artículos.
 
Con este gancho, estos comerciales aprovechan para que firme un contrato de compra de artículos varios, como vaporetas, tablets, colchones, cafeteras, cualquier cosa... Le dirán que sólo tiene que pagar un importe muy bajo al mes, puede ser desde un euro a cincuenta euros…Lo más probable es que lo que tiene que pagar finalmente en total sea un precio muy superior al que estos artículos tienen en el mercado, pues el pago a plazos conlleva el pago de unos intereses que encarecen el producto.
 
 
REFLEXIONES:
 
- En primer lugar, tengamos claro que nadie regala nada, todo tiene un precio, aunque no sepamos cuál es en un primer momento,
 
- ¿Cómo vamos a resultar agraciados con un regalo, si no hemos participado en ningún tipo de sorteo, concurso, etc.?,
 
- ¿Cómo vamos a tener acumulados unos puntos si no hemos sido nunca clientes de la empresa, y lo que se pretende con este tipo de puntos es premiar a sus clientes…?
 
- Si el gancho es un regalo, entonces debería ser gratis, pero cuando se lo llevan a casa resulta que tiene que abonar 4 euros en concepto de gastos de envíoLuego, no es gratis y, por otra parte, si se lo llevan a casa personalmente, ¿por qué tiene que pagar gastos de envío?
 
- No es lo mismo decir: usted va a pagar solamente 40,90 euros al mes, durante 39 cuotas… que decir: el precio de este contrato son 1.600 eurosA plazos parece que sea hasta barato, sin embargo, la realidad es que usted está pagando esos artículos mucho más caros que si los comprase en cualquier tienda, porque lo más caro son los intereses de un crédito a plazos.
 
- Estas empresas especializadas en la venta a domicilio saben lo que se hacen. Si no le dejan copia de los contratos lo hacen conscientemente, para que usted no sepa que tiene un DERECHO DE DESISTIMIENTO DE 14 DÍAS desde que firmó el contrato, o desde que le entregaron la mercancía.
 
- Pero la ley también dice que el empresario tiene la obligación de entregar al consumidor copia del contrato en papel, y de informarle en el contrato sobre el derecho de desistimiento y cómo ejercerlo. Y le corresponde a él probar que lo ha cumplido.
 
- Por eso, muchas veces no dejan el contrato en el momento de la firma, y se lo traen a casa pasados los 14 días, para que no pueda usted decir que no lo tenía desde el principio y que es usted quién no ha ejercitado el desistimiento en plazo…
 
- Normalmente, si el consumidor no hace nada, se entera de a qué se ha comprometido realmente, al recibir una carta de la empresa cuando el contrato ya es firme, o al iniciarse los cobros domiciliados.
 
 
CONSEJOS DE LA OMIC:
 
- No se deje engañar por promesas de regalos o supuestos beneficios para usted… son reclamos o ganchos.
 
- Si usted necesita (o quiere) comprar algunos de esos artículos, nuestro consejo es que vaya a una tienda especializada y vea, pruebe y se asegure de que es lo que usted necesita y adecuado para usted.
 
- Nunca facilite datos personales ni bancarios a nadie. Tampoco muestre facturas ni contratos, ni otros documentos que puedan contener datos personales.
 
- No tenemos obligación de firmar nada, por mucho que insistan en ello. No se deje engañar con falsos argumentos, por ejemplo: tiene que firmar aquí para que podamos darle los regalos, o tiene que firmar para dejar constancia de mi visita, o sólo tiene el día de hoy para acogerse a esta oferta, etc.
 
- Cuando FIRMAMOS un documento, nos estamos COMPROMETIENDO en firme a algo, que normalmente conlleva una obligación de pago.
 
- Si tiene sospechas, recuerde que no está obligado a aceptar los servicios de ninguna empresa. Diga “NO” desde el principio. Está en su derecho de NEGARSE, no tiene consecuencias negativas para usted.
 
- Aunque haya firmado algo y no sepa qué es, acuda inmediatamente a la OMIC y consúltenos. Estos casos de fraude se pueden solucionar normalmente si se actúa rápidamente, durante los primeros 14 días. Después, aunque la empresa haya cometido un fraude, se hace más difícil que prospere la reclamación o denuncia.
 
 
MUY IMPORTANTE:
  1. Seamos CONSUMIDORES ACTIVOS, exijamos información y documentación de las ofertas comerciales.
  2. Tenemos derechos, pero nuestro peor enemigo somos nosotros mismos:desconocer nuestros derechos nos desprotege, y nos convertimos en sujetos pasivos, fácilmente manipulables.
  3. En la OMIC estamos para INFORMAR, no sólo para reclamar.
© 2018 - Sernutec - Servicios y Nuevas Tecnologías